Cómo Eliminar el Desagradable Olor de las Axilas

Por: Dorisbel Mejía.

Este es un tema muy buscado ya que, todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos pasado por ello; nuestro cuerpo tiene miles de glándulas sudoriparas que son las encargadas del llamado “sudor”, el cual se supone no debe tener ningún tipo de olor, pero debido a numerosas razones, que no siempre es la mala higiene corporal, adquiere ese desagradable mal olor, entre esas razones tenemos las siguientes:

– Bacterias

– Algunos alimentos como el ajo, la cebolla, el café, etc.

– Medicamentos como antidepresivos.

– El alcohol

– Factores hormonales o glandulares

– El vello en las axilas

– Entre otros

 

Cómo podemos solucionar este problema que afecta tanto nuestro autoestima y es tan molesto, tanto para quien lo padece como para las personas de su entorno?

 

Primero que nada, obviamente, debemos tener una muy buena higiene corporal, debemos lavar muy bien las axilas ya que si dejamos restos de desodorante o jabones con olor, esto acarrearía el temido mal olor. También es importante llevar una buena alimentación porque de nada servirá lo que hagamos si llevamos cualquier alimento indebido a nuestra boca.

 

Otro punto a tomar en cuenta es el tipo de ropa que usamos, lo ideal para este problema es el algodón o el lino; se debe evitar utilizar ropa sintética y utilizarla limpia, es decir, cambiarla con frecuencia.

 

A continuación detallamos algunos remedios caseros que son muy efectivos para este mal.

 

– Alcohol y vinagre: Este remedio consiste en mezclar por cada parte de alcohol, dos partes de vinagre; esto eliminará poco a poco las bacterias u hongos que puedan estar causando este problema.

 

– Maicena o bicarbonato: Este es uno de los remedios por excelencia, ya que si lo aplicamos con las axilas bien secas, evitará que sudemos por un tiempo; se pueden usar por separado o juntos. También podemos utilizar el bicarbonato con el jugo de limón después del baño.

 

– Sábila: Para nadie es un secreto que la sábila es un remedio eficaz contra muchos de nuestros males, pues este es el caso del mal olor en las axilas; debemos aplicar el gel en las noches para un mejor resultado, así mientras dormimos, la sábila hará su trabajo.

 

 

En caso de transpiracion con mal olor en las axilas o en los pies se deben realizar al menos dos lavados diarios utilizando para ello una esponja vegetal, agua y jabón.  Se debe tener especial cuidado en enjuagar y secar bien la zona ya que muchas veces quedan restos de jabón o de desodorante que se descomponen al mezclarse con la transpiración.

Algo muy importante que debemos saber, es que si a pesar de nuestros intentos por acabar con este problema, persiste… pues debemos acudir a un especialista pues no sabemos si se debe a algún problema más serio como la Bromhidrosis, diabetes, enfermedades de tiroides, alteraciones en la glándula suprarrenal, etc.