El Buen Gusto de Regalar. Consejos para dar y recibir regalos

En épocas de regalos como dias de diciembre, las madres, san valentin, cumpleaños; pues regalar o recibir un regalo es a menudo confuso, estresante y una mezcla de malentendidos y expectativas no cumplidas.He aquí algunas sugerencias útiles:

 

Deja que la gente sepa lo que quieres y necesitas. Las cartas a Santa son una excelente manera de decirle a todos lo que deseas. Asegúrate de incluir artículos que cubran tres o cuatro rangos de precios diferentes. De esta manera, no te decepcionará lo que recibas.

 

Regala a la gente lo que ellos quieren, no lo que tú pienses que deberían tener. En el caso de los niños, por supuesto, tendrás que utilizar tu propio criterio. Busca un regalo que les encante, pero también que tenga sentido.

 

Establece reglas familiares:

 

– Acuerdo sobre los límites de gastos. Si estás con un presupuesto apretado, no tengas miedo de decirle a los demás que tomen un acuerdo sobre el costo de los regalos; de esa manera el dar será más equitativo y nadie se sentirá avergonzado. Es muy incómodo cuando alguien te da un regalo caro y tú le obsequias algo muy modesto.

 

– ¿Regalos para todos? Pónganse de acuerdo si se espera que los regalos sean para todos o sólo para los niños.

 

– Si la familia es muy grande. Si en tu familia hay muchos parientes y no puedes permitirte el lujo de regalarles a todos, haz una rifa. Pon papelitos con el nombre de cada uno de ellos en un recipiente y que cada persona escoja un nombre. De esta manera solo serás responsable de regalarle a la persona que te tocó.

 

– Si decides no intercambiar regalos con alguien, respeta tu acuerdo.

 

– Si un amigo o miembro de la familia ha admirado algo tuyo, como una joya o un objeto sentimental, tal vez ese elemento sería un regalo apreciado.

 

– Si realmente no quieres un regalo díselo a los demás. Y, por supuesto, no te sientas mal cuando nadie traiga algo para regalarte.

 

– Hacer regalos no es una competencia. Haz tus compras con responsabilidad; no te endeudes comprando regalos de Navidad que no puedas luego pagar. Haz un presupuesto razonable, determina cuánto puedes gastar en cada persona y luego cumple tu plan.

 

– Sé amable cuando recibas un regalo. Incluso cuando estés decepcionada asegúrate de dar las gracias. Haz que la otra persona se sienta que te está complaciendo, aunque no sea así. Si el regalo es algo que nunca vas a usar o que no es de tu gusto, sé honesta y dile a la persona que te gustaría cambiarlo por algo más de tu agrado.

 

– Las tarjetas de regalo son una opción popular, son fáciles de adquirir y sale barato enviarlas. Cuando se le preguntó a la gente qué era lo que más les gustaría recibir, la tarjeta de regalo fue la opción número uno. Si vas a regalar una tarjeta, asegúrate de leer la letra pequeña. Muchas de las tarjetas de genéricos cobran de $2 a $6 dólares de cuota por cada compra y también cobran una penalidad por el tiempo que retienes la tarjeta (esto es en paises donde se usa el método de usar tarjetas de regalo). La mayoría de las tarjetas que están vinculadas a una empresa o tienda en particular no cobran cuotas adicionales y muchas, como Starbucks, son renovables. Si recibes una tarjeta de regalo úsala tan pronto como sea posible. Si piensas que no la vas a usar dásela a alguien que sí lo haga. Cuanto más tiempo conserves una tarjeta de regalo es más probable que la pierdas o simplemente que no la utilices.

 

– Recuerda a las personas que te ayudan durante todo el año, como el maestro de tu hijo, tu estilista o el jardinero. Las tarjetas de regalo y propinas en efectivo son siempre buena idea, porque así pueden comprar exactamente lo que quieren y necesitan.

 

– Hornea galletas y ponlas en latas bonitas, así tendrás algo a la mano para los que hayas olvidado incluir en tu lista de regalos.

 

– Asegúrate de guardar los empaques y recibos de los artículos que das o recibes, por si es necesario devolverlos o intercambiarlos.

 

– No te sientas obligada a regalarle a todo el mundo, a menudo es suficiente enviar un correo electrónico sincero deseándole a los amigos un feliz aniversario.

 

– El mejor regalo de todos es pasar el tiempo con familiares y amigos. Ese momento y fecha especial está destinado a ser una experiencia amorosa de compartir y de generosidad. En las fiestas y reuniones familiares sé paciente y amable y tómate el tiempo para hablar con tus seres queridos y amigos. Pregúntales acerca de sus vidas y realmente escucha sus historias, entérate sobre lo que están haciendo y cómo se sienten. A tu manera haz que los demás sientan que los amas y que son muy importantes para ti. Con esto haremos a los demás felices y nos sentiremos muy bien.