Remedios Naturales para Sanar La Amigdalitis

Quién alguna vez no ha dicho “tengo amigdalitis”. Y es que las amigdalas con muy propensas a sufrir infecciones y a producir dolores muy fuertes; ya que están conformadas por tejido linfoide el cual sirve como una defensa de los gérmenes que penetran en la boca con el alimento, con el aire que respiramos, etc.

La infección en las amigdalas produce muchas veces un mal olor excesivo, aumentan de tamaño y visiblemente se notan puntos purulentos, que son muy molestos.

AMIGDALITIS2

Los niños son especialmente sensibles a esta dolencia, aunque puede presentarse a cualquier edad. Además de los síntomas mencionados también pueden surgir otros como ronquera, dolor de cabeza, dolor de oído, dificultad para tragar los alimentos y fiebre.

Lo ideal a la hora de que se te presenta un cuadro de amigdalitis, acudir rápidamente a tu médico, pero existen varios remedios muy populares que pueden ayudarte en el proceso de sanación de esta condición.

 

Remedios para la Amigdalitis

AMIGDALITIS3

1: Hacer gárgaras de zumo de limón recién exprimido con miel cinco veces al día. Cada vez que haga las gárgaras, se recomienda lavarse los dientes para evitar el efecto corrosivo del limón.

 

2: Hacer un emplasto con hojas de salvia muy calientes. Aplicar directamente éste sobre la garganta y envolver con un pañuelo con el fin de que el calor se mantenga el mayor tiempo posible. Tan pronto se enfría, sustituir por otro. Al mismo tiempo, hacer gárgaras de salvia hasta que se sienta mejor.

 

3: Mezclar los siguientes elementos 1 cucharada de miel, 1 cucharada de sidra (vinagre) de manzana y8 onzas de agua tibia. Luego, tomar lentamente en sorbos sin que se enfríe.

 

4:  Hervir medio litro de agua.   En ebullición, echar dentro30 gramos de salvia y25 gramos de pimienta de cayena. Sacar del fuego, dejar reposar y hacer varias gárgaras al día.

 

5: Preparar un jugo curativo con el jugo de 3 zanahorias, 1/2 taza de agua y 6 fresas picadas. Para ello, se debe licuar los ingredientes por 3 minutos y beberlo

 

6:  Tomar el antebrazo y ubicar el punto que se encuentra a dos dedos de la muñeca, siguiendo la línea del radio. Realizar un masaje suave sobre esta área tres veces, en intervalos de quince días durante varios días hasta sentirse mejor de las anginas.

 

7: Envolver el contenido de 1/2 taza de yogurt natural en una servilleta de tela con varios dobleces. Exprimir la servilleta como si fuera untorniquete para que el yogur sobrante salga de la tela. Aplicar alrededor de la garganta y despuéscolocar otra servilleta encima con el fin de sostener la cataplasma. Mantener puesta durante 3 a 4 horas. Pasado este tiempo, renovar la cataplasma. Esta operación se realiza durante dos días.

 

8: Preparar una taza de infusión de tomillo y luego agregar el zumo de medio limón y una cucharada de miel.

 

9: Mezclar una cucharada de bicarbonato en el jugo de un limón. Hacer gárgaras de tres a cinco veces al día. Con esta preparación se limpia las placas de pus que pueden estar pegadas a las amígdalas.

 

10: Comer un par de diente de ajos o varios pedazos de cebolla crudos al día.

 

11: Cocinar, a fuego lento, varios higos secos en agua con dos cucharadas de miel. Tomar una cucharada de este jarabe tres veces al día.

 

12: Mezclar leche caliente con arcilla hasta formar una pasta blanda. Luego empapar la cataplasma en una tela gruesa y absorbente y aplicar alrededor del cuello. Encima de la tela que tiene la cataplasma, colocar una tela o tejido de lana y renovar para mantener la temperatura.

 

13: Hervir 3 cucharadas de romero en una taza de vino blanco y añadir 1 cucharada de miel de abejas. Hacer gárgaras tres veces al día.

 

14: Mezclar el jugo de medio limón con 1 cucharada de sal en 1/4 de taza de agua.  Realizar, con esta preparación,  gárgaras varias veces al día.

 

15: Dejar en remojo 1 puñado de hojas y flores frescas o secas de gordolobo 1 litro de agua hirviendo, cubrir y, luego, hervir durante 10 minutos.  Después, colar la solución dos veces, una a través de un colador fino y la otra a través de un pedazo de tela limpia. Luego, mientras está todavía caliente, agregar 2 cucharadas de miel, 1 cucharadita de almíbar de arce puro y un par de gotas de vainilla pura, Tomar 1/2 taza de esta cocción tibia cada 4 horas.

 

16: Agregar a un 1 vaso de jugo de naranja puro 2 cucharadas de gel extraído del interior de las hojas de aloe vera o sábila.  Tomar un vaso de esta preparación en ayunas.

 

17: Mezclar 1/2 taza de agua con 1/4 de taza de vinagre. Empapar un pañuelo grande con esta preparación y envolver alrededor de la garganta. Dejar puesto hasta que el pañuelo se seque.

 

18: Calentar, durante 5 minutos, 1 cucharada de salvia y 1/2 cucharadas de saponaria en 1/4 litro de agua.  Dejar reposar por 10 minutos y beber durante el día mejor con miel.

 

19: Cortar 1 rábano maduro y luego colocar en una licuadora junto con 3 pedazos de piña, 2 dientes de ajo y un poco de agua.  Beber este jugo a diario en las mañanas antes del desayuno hasta que la inflamación ceda.

 

20: Verter 1 cucharadita de flores de manzanilla, 1 cucharadita de tusilago y 1 cucharadita de tormentilla en 1 taza de agua que  esté hirviendo. Dejarla reposar durante 15 minutos. Colar y hacer gárgaras con esta infusión cada 2 horas.

 

21: Hervir 1 taza de  agua y luego verter 1 cucharadita de flores de manzanilla y 1 cucharadita de salvia durante 5 minutos. Tapar y dejarla reposar durante 15 minutos. Colar y hacer gárgaras con la infusión cada 2 horas.

 

22: Hervir en 1 litro de agua 100 g de borraja hasta que quede reducida a un tercio de su volumen. Mezclar esta preparación con 50 grs. de miel. Hacer enjuagues cada 3 horas

 

23: Colocar en una licuadora 1/2 litro de jugo de naranja, 4 guayabas picadas, 4 dientes de ajo finamente picados, 1 rodaja de cebolla y 2 cucharadas de miel.  Tomar 1 vaso cada 8 horas, hasta sentir alivio en la garganta. Este remedio se puede considerar un antibiótico natural que combate también los resfriados

 

24: Verter en una taza de agua que esté hirviendo 1 cucharadita de tomillo, otra de romero y una de cardamomo. Tapar y dejar refrescar.  Colar y beber una taza de esta infusión a diario.  Este remedioactúa como un antiséptico natural preventivo y muy recomendado especialmente si la persona sufre de amigdalitis de forma constante

 

25: Realizar una infusión de las puntas floridas de llantén y luego hacer gárgaras varias veces al día

 

26: Tomar un nabo y rayarlo, poner en una tela y escurrir, añadir en jugo de medio limón y hacer gárgaras solamente 2 veces al día mañana y noche por 3 a 5 días

 

27: Hervir 1 cucharada de flores de acacia falsa en 1  taza de agua por 5 minutos. Realizar gargarismo con esta infusión a lo largo del día

 

28: Mezclar las siguientes plantas en partes iguales: Flores de malva; Flor de saúco; Tila; Pensamiento silvestre y Estigmas de maíz.  Extraer una cucharada y verter en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar. Colar y tomar varias tazas al día.

 

29: Hervir durante 10 minutos un litro de agua manzanilla, 20 gr. y hojas de salvia, 20 gr. Hacer gárgaras con esta preparción durante todo el día.

 

30:  Hervir en un litro de agua por 10 minutos las siguientes plantas: Faíz de tormentila, 10 gr.; Hojas de tomillo, 20 gr.; Flores de malva, 15 gr.; Hojas de llantén, 20 gr., y Hojas de menta, 10 gr. Dejar en infusión y colar.  Hacer gargarismo con este remedio durante todo el día

 

31: Verter 20 gr. de hojas de malvavisco, 20 gr. bistorta, 10 gr. de amapola y 10 gr. de anís verde en un litro de agua. Hervir por 10 minutos.  Colar y hacer gárgaras con este remedio durante el día

 

32: La corteza y la raíz de agracejo son utilizadas contra las anginas a causa de sus propiedades febrífugas y bactericidas. Se hace una decocción a razón de 30 a 40 gramos por litro de agua, de la que se beben dos ó tres tazas al día.

 

33: Con una decocción de 100 gramos de hojas desecadas de agrimonia por litro de agua, que se hace hervir hasta reducción de un tercio y que se endulza con miel, se obtiene un excelente gargarismo contra las amigdalitis

 

34: Machacar 2 dientes de ajo  y colocar en el jugo de un limón. En una vasija poner 1/2 cebolla cortada en rodajas de cebolla, 1 cucharada rasa de aceite y 1/2 cucharada de sal  Dejar reposar por 20 minutos. Aplicar el preparado en las amígdalas con un aplicador de algodón o una espátula

 

35 Verter 20 gramos de hojas, previamente lavadas, de abedul en medio litro de agua y hervir por 10 minutos. Hacer gargarismos y buches con esta preparación a lo largo del día

 

36 Mezclar en un cuenco un puñado de manzanilla, equiseto, tomillo y salvia. Extraer 2 cucharadas de esta mezcla y verter en un cuarto de litro de agua.  Mantener en el fuego hasta que rompa a hervir. Dejar reposar por 5 minutos. Pasado este tiempo, colar. Este remedio se utiliza para hacer gárgaras varias veces al día ya que con él se obtienen excelentes resultados

 

37 Remojar un puñado de raíces de guisante blanco y luego moler por unos minutos. Tomar esta preparación a diario especialmente por la mañana hasta que la dolencia desaparezca. ,

 

38 Verter 2 cucharadas de semillas de alholva en medio litro de agua y cocinar a fuego lento por 30 minutos. Dejar enfríar por 10 minutos, filtrar y hacer gargarismos varias veces al día.

 

39 Mezclar 20 gr. de centaura, 10 gr. de cada de una de las siguientes plantas:  Trébol de agua, cola de caballo, achicoria, coclearia y ortiga blanca y extraer.2 cucharaditas de la mezcla. Verter en una taza de agua hirviendo y dejar en infusión. Tomar 1 taza en ayunas y otra antes de acostarse

 

40 Preparar un cocimiento con 30 gr. de hojas de aladierna, que se hierven durante 10 minutos en un litro de agua. Hacer gárgaras cada hora, con este cocimiento templado.

 

41 Mezclar, a partes iguales hojas de agrimonia, hojas de zarzamora, flores de amapola, flores de escaramujo o rosa silvestre y flores de malva. Hacer hervir un puñado de la mezcla durante dos minutos en un cuarto de litro de agua. Hacer gárgaras varias veces al día.

 

42 Verter en 2 tazas de agua que esté hirviendo 1 cucharadita de corteza interna del olmo. Tapar y dejar refrescar. Colar y tomar, aún tibia, 2 veces al día durante un par de días.

 

43 Mezclar 1 cucharadita de pimienta de cayena en polvo, 3 cucharadas de corteza de olmo en polvo y 2 cucharaditas de miel. Verter en una taza de agua que esté hirviendo. Batir hasta que se disuelva y tomar 3 veces al día. Este remedio, al igual que el anterior, contiene olmo el cual tiene propiedades antiinflamatorias de las membranas mucosas de la zona de la garganta.

 

44 Calentar, en una sartén, 1/4 de cucharadita de semillas de carambola hasta que adquieran una tonalidad dorada y adicionar una pizca de polvo de cúrcuma. Verter esta preparación a una taza de leche tibia. Tomar 2 veces al día. Este remedio ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y ayuda a desinflamar las membranas mucosas..

 

OBSERVACION:

Si tienes amigdalitis y la infección es severa, acudir inmediatamento a tu médico; ya que las bacterias pueden trasladarse a tu estómago e infectar más órganos y complicarse tu cuadro amigdalístico.